Vistas a la página totales

martes, 17 de febrero de 2015

No habrá Libertad sin radicales dispuestos a luchar por ella.

El liberalismo es la única ideología política que garantiza plenamente la verdadera Justicia, donde cada individuo tiene derechos a la Propiedad Privada y a las Libertades Individuales que le permiten hacer realidad a su propio proyecto de vida, sin sufrir la coacción, amenazas o violencia de ninguna índole. El liberalismo es la ideología responsable de la modernidad y del desarrollo tecnológico del cual gozamos, y que surgió desde la Revolución Industrial que se hizo posible únicamente gracias al sistema capitalista basado en el modelo liberal de laissez faire(deja hacer, deja pasar). Y si no fuera por ideales liberales que surgieron en el siglo XVIII y XIX y que impulsaron el desarrollarlo tecnológico, aun estaríamos viviendo en oscurantismo y un atraso absoluto. Pero además de todos estos méritos históricos, el liberalismo es una ideología realmente radical que marca una linea divisora entre las propiedades y libertades de cada individuo que de ningún modo pueden ser transgredidas por nadie, incluyendo al Estado cuyo rol esta estrictamente limitado a ser el garante del cumplimiento de las Leyes destinadas a proteger y cuidar a estos mismos derechos y libertades de sus ciudadanos ante cualquier amenaza que estos puedan sufrir.


El Liberalismo es la ideología radical basada en los valores de Libertad que hizo posible el despegue tanto económico como tecnológico de los últimos siglos y sin el cual la mayoría den ostros simplemente no estaría con vida.




Pero a pesar de que el liberalismo sea una ideología tan justa y radical, no se puede decir lo mismo de los propios liberales de todo el Occidente que en su gran mayoría en la vida real no cumplen estos mismos valores, ni principios a pesar de que se denominan como tales y que apenas se limitan a soñar con un supuesto sistema liberal totalmente teórico que nunca sera aplicado en la practica en un mundo cada vez mas socialista, fascista y estatista. Estos liberales completamente pacifistas han renunciado a toda resistencia en defensa de lo que es suyo y ni si quiera se han dignado en fundar partidos políticos propios capaces al menos poner un freno al avance del comunismo. Pero no lo han hecho ya que no creen en la lucha política y creen que podrán destruir el sistema solo quejándose por Internet de lo mal que están las cosas.

Y esta vergonzosa actitud, propia de los vagos y cobardes, es la que nos esta llevando hacia una esclavitud que no hemos conocido ni si quiera en las épocas mas oscuras del medioevo. Porque ni si quiera en la Edad Media los señores feudales le cobraban el 50% a los pocos comerciantes y productores manufactureros que habían en sus feudos. Ni tampoco les hacían directamente inviables sus actividades paralizando las con cientos de disposiciones burocráticas imposibles de cumplir que existen en la Argentina de hoy y los demás país del Occidente socialista. Y la única razón del porque nuestra civilización aun no ha colapsado, se basa en la inercia que hemos recibido del sistema capitalista que existió hace 100 años atrás y que nos empujo hacia el desarrollo. Pero esta inercia no sera eterna.

Pero lo peor, es que los propios liberales capitalistas, muchos de los cuales si quiera tienen conciencia de si mismos y de su lugar en el mundo, son aquellos los que se encargan de sostener y alimentar al propio monstruo que los devora y que es el Estado socialista, que se alimenta de sus impuestos, de su trabajo, pero sobre todo de su mente que sigue trabajando incansablemente en innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías y formas de hacer negocios que sostienen el sistema montado por sus propios saqueadores, que viven parasitando de ellos. Y cuando estos productores, empresarios, comerciantes, científicos e innovadores tan solo se atreven a decir que son liberales y capitalistas, como enseguida sus propios opresores los degradan, los humillan y los rebajan ante los ojos de las masas parasitarias que votan a distintos partidos socialistas para que estos ni asuman la cabeza. Y mientras mas se esforzaran para cumplir con las exigencias de los saqueadores, mas se les exigirá. El final puede ser solo uno y es la destrucción, tanto física, como mental de las víctimas que se dejan torturar y explotar de este modo.

Así son los liberales, que sueñan con la Libertad y la Justicia, pero que sin embargo permiten que los exploten, los expriman, los degraden y los humillen sus propios gobernantes socialistas, que no son otra cosa que una banda de vulgares saqueadores.

Algo peor solo le paso a los judíos durante casi dos mil años, desde que su pueblo tuvo que abandonar su tierra natal y se disperso por todo el mundo. Y Las desgracias que sucedieron al pueblo judío durante tantos siglos fueron causados unidamente por su pacifismo generalizado e inmoral(porque es inmoral no defenderte cuando alguien te agrede) que los caracterizo durante milenios, por lo que nunca respondían como corresponde a las agresiones y mal tratos que sufrían sus comunidades diasporicas a lo largo de los siglos. Se dejaban atacar, robar y saquear y con estos solo se incentivaban aun mas los perversos ánimos de antisemitas envidiosos que los rodeaban en los países hostiles de Europa.

El pueblo judío de aquellas épocas combinaba dos aspectos que los convertían en objetos de percusión y de una implacable casería. Uno de estos aspectos era su gran habilidad para ser unos comerciantes exitosos y por lo tanto poder generar riqueza y con riqueza llega la envidia y el deseo de otros sujetos bien vagos e incapaces de quitarte lo que obtuviste con tu merito y esfuerzo propio. Mientras el otro aspecto era su gran vicio pacifista que les impedía defenderse de sus agresores como corresponde. Por lo tanto todas estas hordas de vagos y fracasados envidiosos a los que cuales conocemos como antisemitas, los atacaban bajo cualquier escusa con tal de robarlos y destruir sus propiedades e incluso de quitarles la vida de pura malicia, ya que igual sabían que hagan lo que hagan van a quedar impunes, ya que los judíos nunca se defendían, mientras las autoridades de estos países europeos tampoco intervenían cuando se trataba de los judíos.

Siglo tras siglo el pueblo judío de toda Europa fue víctima de constantes atentados, saqueos y pogromes contra sus comunidades que no hacían otra cosa que deprimir y hundir cada vez mas a las diásporas judías que para fines del siglo XIX fueron completamente arruinaras económicamente y reducidas hasta marginación y pobreza en toda la Europa del Este.

Pero todo empezó a cambiar en las ultimas décadas del siglo XIX con el surgimiento del proyecto Sionista que previa fundar un Estado Nación que seria el hogar del pueblo judío. “Un pueblo, un Estado” este fue el lema que motivo y movilizo a los seguidores del proyecto sionista y que tuvo fuertes raíces que combinaban los ideales liberales y nacionalistas que predominaban en Europa de aquella época. Y por primera vez en casi dos mil años de eternas persecuciones, saqueos y matanzas
se concreta y se formaliza un ambicioso proyecto que pretende crear un Estado judío propio, que sera un hogar de todo su pueblo y donde no habrá mas injusticias.


El proyecto Sionista surgió a finales del siglo XIX como respuesta al recrudecimiento de las persecuciones contra el pueblo judío en Europa y tenia por fin la fundación de un nuevo Estado Nación que sera el hogar de todos los judíos.




Después de unas breves disputas entre la dirigencia sionista donde el debate era en torno de la ubicación geográfica del nuevo Estado de los judíos, se escogió finalmente por poblar y recuperar a la antigua Palestina que en aquel momento estaba bajo el dominio del Imperio Otomano. Todo arranco en el año 1882 cuando los primeros colonos judíos empezaron a comprar tierras a los terratenientes turcos, formando así los primeros poblados en este territorio que anteriormente ya estaba poblado por árabes que trataban con gran hostilidad a los colonos judíos.

Y vale destacar que en las primeras décadas desde su lanzamiento el proyecto Sionista no recibió mucho apoyo, ni tuvo una gran participación entre los propios judíos de Europa Central y del Este(y menos aun en Europa Occidental donde directamente fue rechazado) que a pesar de las hostilidades y humillaciones que sufrían de parte de los regímenes locales preferían quedarse en sus decadentes comunidades diasporicas tal como lo hacían durante siglos, tratando aguantar todo lo que les pasaba. Esta era la típica mentalidad de un judío del este europeo, previa al Holocausto, que se caracterizaba por un gran sentimiento de culpa, un masoquismo mental y por supuesto por un pacifismo absoluto, por lo que nunca respondían a sus agresores y maltratadores.

Solo muy pocos se hicieron sionistas, tomaron sus cosas y se marcharon a Palestina a construir el futuro Estado de Israel. Así, en el año 1915(o sea 33 años después del inicio del proyecto Sionista), en Palestina apenas vivían 87 mil judíos. En el año 1931 ya eran 174 mil, mientras la población árabe fue de 800 mil. Tal desproporción numérica sumada a la mas absoluta ausencia de fuerzas de seguridad y de defensa capaces de defender a los asentamientos judíos, como consecuencia motivaron a los árabes a organizar bandas y pandillas que atacaban y saqueaban a las poblaciones judías dejando a muchos muertos. Las autoridades británicas que establecieron su mandato sobre el territorio palestino, casi nunca intervenían, ni mucho menos trataban de prevenir estas matanzas.

De este modo, en el año 1920 se crea la Hagana que fue una organización paramilitar de la auto defensa del pueblo judío. Fue un gran acontecimiento histórico, ya que hasta este momento los judíos nunca han organizado nada semejante para su propia defensa. Por supuesto en la primera década de su existencia la Hagana no fue muy numerosa y sus acciones no eran radicales y solo se limitaban a brindar la seguridad a los poblados judíos de la región, por medio de simples patrullares y vigilancia. Aun no organizaban actos de represalia contra las bandas enemigas, ni tampoco preparaban operaciones preventivas. Por lo que el enemigo aun se sentina demasiado impune y lo suficientemente motivado para seguir atacando.



Los efectivos del Palmaj era la fuerza especial que pertenecía a Hagana.

Hagana



Todo cambio en el año 1929 después de una serie de pogromes causados por los árabes contra las poblaciones judías, donde hubo muchos muertos y que Hagana debido a su moderación no pudo prevenir. Estos sucesos llevaron a la ruptura de la propia Hagada de la cual se desprendieron los miembros mas radicales que exigían adaptar medidas mucho mas severas con las bandas de árabes
que mataban a sus civiles. Y de parte de estos disidentes radicales de la Hagana surgió el Irgun que fue liderado por Zeev Jabotinsky hasta 1940.

El nombre completo de esta organización fue - Irgun Zevai Leumi y se traducía como "Organización Militar Nacional en la Tierra de Israel". Se trataba de una fuerza paramilitar cuyo verdadero fin fue fundar las bases para el futuro ejercito de Israel y la vez ejercer medidas de defensa activa que consistían en permanentes operaciones de prevención contra las estructuras armadas del enemigo y también en organizar atentados indiscriminados cada vez que un solo judío era asesinado o herido por un terrorista árabe.


El logo del Irgun.
En sus primeros años de existencia, los efectivos del Irgun aun eran bastante moderados y se limitaban a las tácticas defensivas, pero a partir del año 1937 iniciaron una gran ofensiva con
las pandillas árabes y perpetrando decenas de atentados bajo el lema del “ojo por ojo” que los árabes musulmanes comprendían de la mejor manera, porque este era su lema. Y cada vez que ellos mataban a un ciudadano judío, en pocas horas aparecían los de Irgun y ametrallaban a unos cuantos árabes de forma indiscriminada para dejarles en claro, de que si se meten con uno de su pueblo, como respuesta su propio pueblo también precisara como se derrama su sangre.

Gracias a los constantes ataques de los árabes, los radicales del pueblo judío por fin comprendieron como hay que actuar y tratar a sus agresores para así quitarles todas las ganas de meterse con su pueblo. Ya en el marzo del 1938, un importante miembro del Irgun cuyo nombre es David Raziel escribió en un periódico clandestino de la organización tales palabras, que definían claramente las estrategias y las tácticas de guerra de su estructura militar:


“Sólo con las acciones de la Haganá nunca veremos una verdadera victoria. Si el objetivo de la guerra es doblegar la voluntad del enemigo - y esto no puede lograrse sin destruir su espíritu - claramente no podemos conformarnos únicamente con operaciones defensivas... Tal método de defensa, que permite al enemigo atacar a voluntad, reorganizarse y volver a atacar... y no tiene intención de eliminar la capacidad del enemigo para atacar una segunda vez - se llama defensa pasiva, y acaba en la derrota y la destrucción... quien no desea ser golpeado no tiene ninguna otra opción que la de atacar. El combatir no tiene intención de oprimir sino de redimir la libertad y el honor, también tiene solo un camino posible – el camino del ataque. La defensa por medio de la ofensiva, con el fin de privar al enemigo de la opción de atacar, eso se llama defensa activa”.


Hasta la primavera del año 1939 el Irgun solo se dedicaba al combate de organizaciones armadas de los árabes que no paraban de atacar a su pueblo y solo a menudo se metían con la policía británica que salia a perseguir a los miembros del Irgun a los cuales consideraba por “terroristas” cada vez que estos perpetraran un golpe a sus enemigos. Pero todo cambio en 17 de mayo de 1939 cuando las autoridades británicas que ejercían el poder sobre el protectorado de Palestina publicaron el Libro Blanco que limitaba severamente la inmigración judía dentro de los siguientes 5 años, y una vez finalizados toda inmigración directamente quedaba prohibida. A la vez esta disposición prohibía comprar mas tierras a los judíos, por lo que ya no podían ampliar sus asentamientos. Y vale destacar que tal injusticia surgió justo al inicio del Holocausto que se llevaría a cabo por Alemania Nazi.

Obviamente este hecho causo una gran indignación entre todo el pueblo judío, con lo cual los radicales del Irgun que ya anteriormente eran perseguidos por las autoridades británicas debido a sus métodos de lucha contra los árabes, se vieron legitimados a iniciar una lucha armada contra los propios soldados y policías británicos. Sin embargo este conflicto duro apenas unos pocos meses, porque en septiembre del año 1939 empezó la Segunda Guerra Mundial. Este hecho llevo a los efectivos del Irgun a establecer un pacto temporario con los británicos que eran sus aliados naturales en la guerra contra Alemania Nazi y que fue la peor amenaza para su pueblo.

Entre septiembre del 1939 y los principios del 1944 miles de efectivos del Irgun no solo cesaron todas las hostilidades contra los británicos, sino también gran parte de ellos se alisto para combatir dentro el ejercito británico contra los nazis. Pero esta alianza temporaria se rompió en febrero del 1944 cuando los británicos se negaron a anular los efectos del Libro Blanco que aun estaba en vigencia y que impedía rescatar a miles de judíos víctimas de la persecución nazi en Europa. Esto recién se recrudeció a medianos del año 1945 cando la Segunda Guerra Mundial ya había finalizado y en Europa aun quedaban cientos de miles de judíos que sobrevivieron al Holocausto.


Los combatientes del Irgun preparando una emboscada en Tel Aviv.




Las organizaciones sionistas de Israel montaron toda una red internacional para organizar una inmigración ilegal de gran escala y hasta alquilaban barcos enteros para transportar a los refugiados, sin embargo, si eran atrapados por los británicos, los refugiados eran deportadas de vuelta a una Europa destruida donde los británicos los mantenían en campos para refugiados, sin derecho a poder abandonarlos.

Tal grado de crueldad e injusticia contra el pueblo judío legitimo a los efectivos del Irgun a iniciar una guerra total contra las fuerzas de ocupación británicas que consistían en permanentes emboscadas y asesinatos de policías y soldados británicos. También se utilizaban los atentados con explosivos contra todo blanco militar o de infraestructura, tales como ferrocarriles, puentes, oleoductos y lineas telefónicas. Pero el atentado mas destacable que pudo ejecutar el Irgun fue la voladura del Hotel Rey David que se llevo a cabo el 22 de julio de 1946 en Jerusalén. En esta época allí se localizaba la sede de la Comandancia Militar del Mandato Británico de Palestina y de la División de Investigación Criminal y al explotar la bomba 91 personas perdieron la vida, la gran mayoría eran británicos.


Los escombros que quedaron después del atentado contra el Hotel Rey David llevado a cabo por los efectivos del Irgun en julio de 1946.




Este atentado logro forzar a los ocupantes británicos a preparar su retirada del territorio palestino
y acelero la inminente Resolución de la ONU que en el año 1947 estableció la fundación de dos Estados nuevos en el territorio del antiguo Protectorado de Palestina, uno era judío y el otro árabe. Los judíos aceptaron su parte, en cambio los árabes no, porque simplemente no les importaba tener un Estado propio, sino poder aniquilar a los judíos a los cuales no podían soportar.

Así, una vez proclamada la independencia de Israel el 14 de mayo de 1948, al día siguiente, Egipto, Siria, Jordania, Irak y Libano le declararon la guerra al recién formado Estado de Israel. Y para suerte de este ultimo que ya contaba con organizaciones paramilitares tales como Irguna, Hagana, Lehi, Palmaj que ya contaban con muy amplia experiencia militar, por lo que el pueblo judío pudo organizar su ejercito en cuestión de muy pocos días. Y en los meses siguientes a pesar de una gran desventaja, el joven ejercito israelí pudo destruir las fuerzas invasores de los países árabes y forzarlos a firmar un alto de fuego en enero del 1949.

Este hecho histórico demuestra que el proyecto Sionista se hizo posible y alcanzo todos sus objetivos únicamente gracias a los radicales del Irgun y de Hagana que lograron superar el destructivo espirito pacifista, victimista y hasta masoquista que imperaba en las mentes del pueblo judío anterior al sionismo e iniciar una guerra contra todos sus enemigos recurriendo a tanta violencia cuento sea necesaria con tal de proteger a su pueblo.

Sin estos radicales Israel no existiría y su pueblo fuera diezmado por los árabes que solo deseaban su muerte. Sin constantes atentados y operaciones preventivas del Irgun contra las fuerzas británicas, la independencia de Israel no hubiera llegado. E incluso de obtenerla de alguno modo, no habría forma de formar un ejercito propio en tan poco tiempo sin tener una base previa, lo que significaría la inmediata invasión de Israel por sus vecinos árabes.

Un proyecto político ambicioso y radical que prevé establecer un Estado en propio en una región hostil jamas tendrá éxito ni podrá prosperar sin radicales que se encargaran de crear toda una estructura militar y de defensa capaz de garantizar la seguridad y mera supervivencia de los demás ciudadanos.

Y este glorioso ejemplo que viene de los fundadores de Israel que hicieron posible lo que casi todo el mundo consideraba por un suicidio sera el que utilizaremos para la fundación de nuestro propio Estado Liberal basándonos en esta misma motivación sionista que una vez motivo al pueblo judío para poner fin a las injusticias que padecían desde hace siglos. Y ya es la hora de que los liberales también comprended de que sin contar con un Estado propio no tendrán ninguna posibilidad en los países socialistas donde ellos son minoría y su voto vale cada vez menos, pero lo que es peor, es que ni si quiera habrá candidatos, ni políticos serios que los representen.

Es mas, el numero de personas conscientemente liberales y deseosos de vivir en Libertad habrá cada vez menos debido a razones meramente demográficas, por lo que el futuro sera aun mas oscuro. La única forma de liberarnos del yugo socialista que nos devora y nos esclaviza es fundar un Estado propio que sera el hogar de todos los hombres y mujeres libres que no admiten que nadie gobierne su vida, ni les quite lo suyo, ni les diga como tienen que vivir. Pero antes de fundar un Estado, primero hay que formar nuestro propio pueblo y es la tarea de lo mas difícil. Porque primero debemos empezar a identificarnos entre nosotros, aunque inicialmente seamos muy pocos. El sentido de pertenecía es fundamental, porque es la base que sostiene y une a un pueblo que esta unido por una mentalidad(o sea forma de pensar y razonar) común.

No importa que inicialmente seamos unos pocos cientos de personas, sera lo suficiente para dar un ejemplo y motivar a otros que ya serán miles. Primero se formara un núcleo duro entre los liberales argentinos, después esto se expandirá a los liberales de los demás países del Occidente alcanzando a millones de seguidores en cuestión de una década. Pero sera la parte Sur de Argentina el lugar donde se levantara nuestro Estado. Aquí esta el lugar ideal que permitirá abarcar a millones de liberales del resto del mundo.

Las estrategias que utilizaremos serán exactamente las mismas que se usaron los fundadores de Israel a los finales del siglo XIX. Lo que significa que empezaremos a comprar las tierras en el Norte de Patagonia cerca del litoral Atlántico con el objetivo de establecer un pequeño enclave ultra liberal con superficie de hasta 1.000 km2. Allí estableceremos nuestra comunidad, allí crearemos miles de emprendimientos productivos que nos permitirán fomentar riqueza sin ser saqueados por impuestos, ni sufrir las prohibiciones y trabas burocráticas que hoy en día paralizan a cualquier negocio.


Los liberales únicamente podemos ser plenamente libres cuando contaremos con nuestro Estado Nación propio que sera nuestro hogar, de otro modo seremos esclavizados, explotados y finalmente dejaremos de existir.

La Rebelión contra el Socialismo y el nacimiento de una nueva nación.




Por supuesto, en pocos años seremos envidiados por nuestros éxitos, pero sobre todo nos odian y nos verán como amenaza para el orden político existente basado en saqueo y la depredación. Y si no se atreverán a invadir nos formalmente, enviando el ejercito, lo harán por medio de grupos de choque informales, pero fuertemente armados tal como lo hacen en Venezuela donde los que mas asesinan y reprimen a los opositores, no son policías, sino milicianos armados del chavismo. Por lo tanto, hasta que no tendremos un Estado plenamente establecido (aunque no sera reconocido por nadie), sera indispensable contratar con nuestras propias fuerzas de seguridad bien radicales(tal como lo era Irgun, Lehi y Hagana) que se encargaran de la defensa de nuestro pueblo.

Y si alguien se meterá con nosotros, no solo sera liquidado en las cercanías de nuestra comunidad, sino también nuestras fuerzas de seguridad irán a buscar a sus cabecillas en el territorio enemigo y los atacaran allí donde ellos ni lo esperan. La defensa activa es la única forma de quebrar el espíritu de lucha del enemigo incluso cuando este te supera en numero y goza de otras ventajas comparativas.

Lo fundamental es que todos comprendan es que nuestro Estado Liberal sera rodeado por los depredadores socialistas que desearan que desaparezcamos de la faz de la tierra, porque de prosperar sus propio sistema poliitco sera destruido. Por lo que vamos a sufrir presiones y amenazas incluso peores que soporto el pueblo judío mientras luchaba por la independencia de su país. Y solo los radicales son capaces de crear un sistema de defensa capaz de garantizar nuestra supervivencia como una nación libre.



                                                        Por Artem Reshetnyak.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario