Vistas a la página totales

martes, 20 de enero de 2015

El porque debemos dividir el país y así separar a nuestro pueblo.

Los liberales no somos muchos en Argentina, somos una minoría y cada vez somos menos debido a la muy baja natalidad en nuestras familias, mientras los adeptos de ideologías colectivistas ya son la gran mayoría y cada vez serán mas. Es un proceso irreversible. Demograficamente los liberales somos irrelevantes e influimos cada vez menos en los procesos electorales, por lo que los principales candidatos a presidente sin importar la fuerza política de la que vengan, no harán otra cosa que abrazar la ideología socialista en mayor o menor grado, ya que es la que mas rinde en un país donde la gran mayoría de su gente es adicta al populismo, que no es otra cosa que la coacción estatista, donde el Estado utiliza la violencia(que son los impuestos confiscatorios) para privar a los que trabajan y producen buena parte de su renta, que sera “redistribuirla” a favor de los vagos y parasitos que no producen NADA.

No hay forma de vencer a los socialistas y a toda clase de estatistas dentro de las elecciones democráticas. Tratar de hacerlo sera hacerles el juego y jugar con sus propias reglas en un juego que esta diseñado para que ellos siempre ganen. Lo que que no significa que los liberales deben abandonar la política, sino que al contrario debemos participar en la política como nunca antes en la historia argentina, e incluso debemos fundar un partido liberal muy radical y hasta fundamentalista, cuyo objetivo sera transmitir nuestros ideales a todas las personas que desean ser libres y poder librarse contra el despotismo estatista que los esclaviza. No sera suficiente para obtener cargos politicos importantes, ni nada por el estilo, pero lo que se lograra es dejar un mensaje muy claro de que los liberales a pesar de ser una minoría no estamos dispuestos a tolerar que un régimen despótico nos saquea, nos exprima nos humille y nos diga lo que podemos hacer y lo que no a través de sus leyes y disposiciones que atentan contra nuestras Libertades Individuales.

Debido a nuestra inferioridad numérica los liberales no tenemos posibilidades dentro de un sistema democrático compartiendo un mismo país con mayorías colectivistas que nos buscan someter y explotar para su propio provecho.




De este modo empezaremos a identificarnos entre nosotros mismos como un mismo pueblo que desea vivir en Libertad y que no esta dispuesto a obedecer leyes esclavistas aprobadas por saqueadores socialistas enemigos de nuestro pueblo. Si, estos mismos que solo quieren parasitar sobre nosotros, los que trabajamos, los que innovamos y producimos, mientras ellos no dan nada a cambio. Solo quieren quitar lo que es nuestro. Y esto no va mas así.

En Argentina no existe un solo pueblo, esto es falso. Los pueblos son dos, uno es el pueblo liberal y el otro agrupa a los saqueadores que son parásitos socialistas, peronistas y demás estatistas. Y mientras nosotros nos encargamos de producir todo lo que existe en Argentina, ellos solo quieren robar lo nuestro para consumirlo y así seguir con su miserable existencia parasitaria. Siempre fue así, pero el problema es que los adeptos del credo altruista-parasitario que viene del marxismo y peronismo son cada vez mas, mientras los liberales que producimos algo, somos cada vez menos, por lo que la carga esclavista que nos cuelgan sobre nuestra espalda se hace cada vez mas pesada e insoportable, convirtiendo nuestra vida en un autentico calvario de eterna depresión y desesperación.

Y lo que debemos preguntarnos a todos nosotros si estos otros que votan a socialistas y peronistas son nuestros nuestros hermanos y paisanos o no lo lo son. Y la respuesta a la que llegamos es que nada tenemos con estos en común, a pesar de que henos nacido en un mismo país. Ellos no son de los nuestros, no son nuestros paisanos, ni mucho menos son nuestros hermanos. Lo que son ellos, son una vulgar banda de saqueadores y parasitos enemigos de nuestro pueblo y lo que debemos hacer, es separarnos de ellos de una vez por todos. Y dejarlos completamente solos para que se la arreglen como puedan. Que se adapten a la nueva realidad o que desaparezcan de la faz de la Tierra. Esto no debe preocuparnos, porque no son nadie para nosotros.


Cuando existe dos extremos irreconciliables dentro de un solo país, solo puede haber dos soluciones:


1. La primera es una sanguinaria guerra civil con posterior proceso de terror ,donde los liberales tendrán que hacer con los socialistas exactamente lo mismo que estos en su momento hicieron en Rusia con los burgueses durante el Terror Rojo, que siguió tras la Revolución Bolchevique del octubre de 1917, lo que significaría una purga humana de proporciones millonarias. La purga post revolucionaria sera de tal magnitud, que cientos de miles de personas defensoras de ideologías comunistas y ultra estatistas serán inevitablemente ejecutadas. Esto ya sucedió durante la Revolución Francesa y en el caso de una Revolución ultra Liberal no habría una excepción. Y siendo nosotros, en su mayoría gente pacifica, que no desea hacer Revoluciones forzosas, ni imponer sus reglas por medio del terror a nadie, es mas que obvio que descartamos de entrada esta posibilidad.

2. La segunda opción sera dividir completamente al país y crear dos pueblos bien definidos y separados uno del otro. Uno sera el nuestro, el liberal y capitalista, mientras el otro sera colectivista, socialista y peronista. No tendemos nada en común y por lo tanto no podremos seguir viviendo juntos.

Y para que la segunda opción sea factible, es indispensable identificarnos como un pueblo unido, con voluntad decidida y dispuesto a rebelarse contra las normas y leyes que consideramos injustas y que son impuestas de manera forzosa por los socialistas y toda clase de colectivistas completamente ajenos a nuestro pueblo. Esto nos dará una base moral que legitimara nuestra rebelión y que finalmente llevara a la división definitiva del país enterró.

Así ya no importara que los colectivistas sean un 70 o 80% de la población del país y que gracias a su numero han triunfado en todas las elecciones democráticas, porque nosotros sin importar lo pocos que seamos, tan solo con proclamar que somos un pueblo a parte, y que no tenemos nada en común con los socialistas, peronistas y demás colectivistas. Por lo tanto no responderemos al gobierno elegido por ellos, ni le pagaremos los impuestos, ni respetaremos sus restricciones a nuestra Libertad. Simplemente porque no tenemos el porque responder a un régimen que no representa a nuestro pueblo.

Y si hay un pueblo que no desea mas convivir con sujetos que solo buscan como saquearlo para así poder parasitar sobre el. Entonces no quedara otra opción que dividir el país y crear dos Estados diferentes. Nada podrán hacernos para frenarnos, aun sabiendo que nuestra partida significara una hambruna terminal para el pueblo colectivista y todo su gobierno que ya no tendrá mas a quien robar. Pero para concretar el proyecto y hacerlo realidad se requerirá crear al menos un pequeño enclave que nos servirá como la base de partida. A su vez para fundar este mismo enclave liberal hará falta comprar grandes extensiones de tierras, donde se establecerá nuestra comunidad liberal. Deben ser al menos 300 km2 para que el proyecto resulte factible.

Nuestro proyecto es lo mas parecido al "Rebelión de Atlas" de Ayn Arand y lo que haremos sera unir a todas las personas que desean vivir en Libertad y tener un espacio donde poder trabajar, producir e innovar para si mismos, sin ser sometidos, ni saqueados por nadie. Este sera nuestro pueblo y lo separaremos del resto, una vez y para siempre.




Todo esto ya fue revelado en el articulo anterior, y lo que queda por agregar es que para triunfar en esta causa es indispensable llegar a una masa critica(o sea a un determinado numero de pobladores) dentro de nuestro enclave a la hora de la proclamación de nuestra rebelión seguida de una declaración de Independencia y de la fundación de un nuevo Estado. Deben ser al menos 100.000 personas que vivirán en nuestra comunidad, que sera su propia tierra legítimamente adquirida y que a esta hora ya contaran con sus propias Fuerzas Armadas que serán formadas desde los primeros días de la existencia de la propia comunidad, por mas precarias que sean inicialmente, debido a la falta de fondos para armarlas y equiparlas.

La Rebelión contra el Socialismo y el nacimiento de una nueva nación.


(el articulo explica detalladamente nuestro plan para fundar un Estado Liberal propio partiendo desde cero)


Pero lo que si va a jugar a nuestro favor, sera nuestra absoluta superioridad moral frente a las autoridades argentinas integradas por colectivistas y socialistas. Ya que el proclamarnos como una nación independiente debido a nuestras abismales diferencias morales y de principios con la nación argentina colectivista. Así, ya de entrada nuestros enemigos sentirán que aquí no nos pueden presionar por el lado moral, por el mero hecho de haberse rebelado contra ellos y de no aceptar mas pagarles los tributos, ni cumplir con sus reglamentaciones totalitarias que atacan nuestra libertades.

Somos un pueblo liberal, no queremos saber nada del pueblo colectivista, ni trabajar para ellos, ni redistribuir nuestras ganancias con ellos, ni mucho menos aceptar reglamentos que ellos han votado para limitar nuestra Libertad. No los reconocemos, ellos no son nada para nosotros, no son nuestros hermanos, ni paisanos. Solo son parásitos que buscan vivir a costa de nuestra explotación, y de nuestro sometimiento y humillación. Pero no lo podrán hacer mas, porque les decimos un NO. No les damos mas nuestro consentimiento para exprimir nos, ni quitarnos lo que es nuestro. Ni tampoco podrán decirnos como debemos vivir nuestra vida y lo que podemos hacer con nuestra Libertad mediante intercambios voluntarios entre las partes.

Esta vez les decimos un NO, que no admitimos mas sus normas inmorales basadas en la depredación y el martirio de los mas aptos y capaces, de los que aman y aprecian su vida y su Libertad en favor de los incapaces, vagos y parásitos que ni si quiera ni si quiera desean vivir con honor. Y a parir de ahora solo reconoceremos como nuestros paisanos unicamente a aquellos que piensan igualmente que nosotros y que comparten nuestros mismos valores. El requisito de admisión y de reconocimiento es muy simple y consiste en que este individuo al que consideramos por uno de los nuestros no desea vivir para nadie, ni tampoco exige que nadie viva para el. Este es nuestro valor moral fundamental que determinara quien pertenece a nuestro pueblo y quien no.

Y todo aquel que no acepta vivir con este principio no es uno de los nuestros por mas que nació en nuestro mismo país, por mas que durante décadas fue nuestro vecino o incluso sea nuestro familiar.
NO es el NO y no aceptaremos mas a convivir con esta gente, ni cumpliremos con sus depravadas y criminales exigencias. Nos separaremos de ellos y los dejaremos completamente solos, para que devoren uno al otro y que disfruten de su guerra de clases entre ellos. Pero nosotros ya no estaremos allí.

Una vez que nos empezaremos a identificarnos entre nosotros y a la vez aprendamos deschavar sin asco a los parásitos socislistas/estatistas indicándoles con el dedo su lugar en este mundo para que ni levantan la cabeza, ni se atrevan a opinar algo, ya que el que no produce y solo parásita no tiene derecho si quiera a pronunciar una sola palabra. Cuando esto suceda los liberales seremos imparables y el régimen ya no nos podrá detener.

La separación y la división entra ambos pueblos sera cada vez mas marcada, lo que llevara a cada vez mayor aislamiento. Pero para poder concretar nuestro proyecto es indispensable contar con un territorio físico donde nuestro pueblo podrá vivir y llevar a cabo sus emprendimientos productivos sin restricción alguna. Por esto necesitamos un lugar desde donde partir y este lugar inicialmente sera un pequeño enclave ultra liberal ubicado cerca del Carmen de Patagones en el extremo sur de la provincia de Buenos Aires, que sera la zona cero desde donde nuestro Estado Liberal iniciara su expansión llegando a abarcar la totalidad de Patagonia, buena parte de la región pampeana y la del cuyo. Un enorme territorio que podrá variar entre 1,2 y 1,5 millones de kilometros cuadrados. Tan solo la AMBA, La Plata, Rosario, ciudad de Santa Fe y el Norte del país quedaran a los socialistas ya que son áreas imposibles de recuperar. Por estar dominadas en buena parte por los pueblos colectivistas, ya están perdidas y ni si quiera intentaremos recuperarlas. Pero el resto del territorio pertenecerá a nuestro pueblo y sera parte del Estado Liberal.

Nuestro proyecto es especialmente pacifico y muy respetuoso con todos aquellas personas que no comparten nuestros valores. No pretendemos hacer revoluciones ni revolucionar sus vidas. No buscamos iniciar un terror post revolucionario que acabaría con las vidas de cientos de miles de aquellos que se opondrían al liberalismo, tal como ya lo hicieron los comunistas durante sus propias revoluciones con sus opositores. Podemos hacerlo y esta dentro de nuestras capacidades, pero no lo haremos porque somos gente pacifica y no nos interesa imponer nuestras creencias y valores a alguien que se opone a ellas.

Simplemente nos vamos a separar a nuestro pueblo liberal, para vivir solos en Libertad y total Independencia del pueblo socialista que quedara apartado de nosotros y ya no podrá hacernos ningún tipo de daño. Nuestro proyecto es muy benigno con todos los seres humanos, ya que permite a cada pueblo buscar su propia felicidad dentro de sus propias reglas morales y jurídicas. Los liberales tendremos nuestro propio Estado Liberal para realizar nuestra vida allí, en cambio los socialistas, tendrán su Estado Socialista donde podrán experimentar en su máxima expresión su modelo político y cultural, sin que haya malvados capitalistas, especuladores y saboteadores que les molesten en algo. Eso si, si su proyecto terminara con una hambruna generalizada ya no tendrán a nadie a quien culpar, a excepción de ellos mismos.

No buscamos causar ninguna clase de daño al pueblo socialista, somos gente pacifica y deseamos que ellos vivan en paz entre ellos en su propio país y no molesten al nuestro. Pero si a ellos tan solo ocurrirá atacar a los miembros de nuestro pueblo, para imponernos el socialismo y privarnos de nuestra Sagrada Propiedad Privada, no dudaremos un solo segundo en movilizar a todo hombre y mujer de nuestro pueblo, armarlos hasta los dientes y contra atacar a los agresores que serán casados y despiadadamente aniquilados y sus localidades serán reducidos a cenizas, no quedara nada de ellos. Y por cada uno de de los nuestros, en represalia mataremos a los 50 de los suyos, para así sacarles todas las ganas de meterse con nosotras. Esta sera la Ley y así sera nuestro trato con nuestros enemigos externos.

Porque si no vamos a defendernos como corresponde, los del pueblos socialista nos aplastaran en nuestros orígenes y no nos permitirán ni levantar la cabeza. Ellos son enemigos despiadados y no sienten compasión y lo único que respetan es la fuerza y la determinación que la usaremos en defensa propia. Es lo único que los frena y los hace replantear sus decisiones.


Por esto decimos que nuestro pueblo liberal es pacifico, pero de ningún modo es pacifista y que ante cualquier agresión todos iremos a la guerra para diezmar y destruir a nuestros enemigos que nos han agredido sin sentir al mas mínimo remordimiento de conciencia, ni compasión alguna por nuestros agresores.



                                                                                         Por Artem Reshetnyak.

2 comentarios:

  1. secesión en paz, la única solucion,amplío en pocos días más.por fin llegaste john galt

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar